La colaboración público‐privada, clave para la atracción de grandes eventos La importante aportación del sector de congresos y eventos al volumen total de negocio generado por el turismo, el papel de la cultura en el posicionamiento de las ciudades como destino y la cuantificación del retorno de los eventos, son algunos de los temas abordados hoy, viernes 21, en Santiago, en el transcurso de la segunda jornada del 32 Congreso de OPC España, al que asisten más de 300 profesionales del sector español MICE y que se clausurará a última hora de esta tarde.

Las sesiones se centraron esta mañana en aspectos como la captación de financiación y el papel de las administraciones en la construcción de los destinos MICE, que fueron desarrollados en dos mesas redondas con la participación de representantes de organismos turísticos de Galicia, Málaga, Portugal o A Coruña, además de la USC o la asociación AEVEA, entre otros. En la primera de las mesas, centrada en la financiación de los eventos, todos los  participantes coincidieron en resaltar la necesidad de que patrocinadores y organizadores se conviertan en verdaderos socios y que las administraciones públicas se involucren pero siempre desde la transparencia y la seguridad administrativa. “El interés por el evento debe ser mutuo”, afirmó Carlos Lorenzo, directivo de AEVEA, y el respaldo “debe apoyarse en propuestas detalladas, sensatas y que incluyan la cuantificación del retorno de las inversiones”. En la mesa participaron, además de Carlos Lorenzo, Xosé Regueira, vicepresidente y responsable de Turismo de la Diputación de A Coruña; Senén Barro, director del CiTIUS y Antonio Cortés, de Gadisa, moderados por María Herrero, directora de marketing de Rodman. Adaptarse a la marca, dar protagonismo a los patrocinadores, elegir bien el interlocutor y ser rigurosos fueron las recomendaciones de Senén Barro a las empresas organizadoras.

La colaboración público‐privada en la construcción de las marcas MICE, aplicable tanto a ciudades como a regiones o países, fue, por su parte, el mensaje central de la segunda de las mesas de la sesión, con la participación de Nava Castro, directora de Turismo de Galicia; Joaquim Pires, responsable MICE en Turismo de Portugal; y Francisco Quereda, director del Málaga Convention Bureau. Para Castro, «esta colaboración es un factor clave no solo para la consolidación de un destino sino también para dar respuesta a las nuevas demandas de singularización de los eventos», mientras que Pires llamó a utilizar la «imaginación disruptiva» en el desarrollo de iniciativas, y Quereda destacó el gran papel que en la actualidad juega la cultura como elemento de atracción a las ciudades. En esta mesa se concluyó que, si bien es difícil cuantificar la aportación económica del MICE al conjunto del sector turístico sí está demostrada su innegable participación tanto en desestacionalización como en un notable incremento de la reputación de las sedes.

A lo largo de la mañana, los congresistas pudieron también conocer la oferta de turismo de congresos de Compostela, de la mano de la gerente de Turismo de Santiago, Flavia Ramil, y las novedades alrededor de la celebración del Xacobeo 2021, en una ponencia de Manuel Vila, secretario xeral técnico de la Consellería de Cultura y Turismo de la Xunta. La mañana finalizó con talleres sobre sostenibilidad en eventos, impartido por Alberto Gómez (Eventsost) y Montse Oyagüe (Eventos Navarra); comunicación, con la periodista Nani Arenas; y nuevos formatos, a cargo de Óscar García (Mice in the Cloud).

El Congreso prosigue a partir de la tarde con talleres prácticos y ponencias de carácter técnico. En la primera, Antonio Carballal (CY EX Congreso) y Sylvia Andrés (directora del Palacio de Congresos de Valencia) hablarán sobre seguridad en grandes recintos. Después, Paloma Maestre (TOT NOU), María José García (Orexco) y Carmen Centol (ADI&CO) debatirán sobre la formación reglada de azafatas y personal de apoyo. La clausura está prevista para las 18.20h.

El 32 Congreso de OPC España se abrió ayer por la tarde en Compostela con sesiones sobre sostenibilidad y tecnología aplicada a eventos. Uno de los momentos más singulares de la jornada inaugural fue la cena servida a los congresistas en el Museo Gaiás de la Cidade da Cultura, organizada el colaboración con la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (AGACAL). En la elaboración del menú se utilizaron alimentos certificados y de varias denominaciones de origen.